a

Metales Críticos y Estratégicos

zinc

Al igual que el cobre, el zinc es el otro protagonista en el mundo mineral que está facilitando el desarrollo e implantación de energías renovables. Su uso diverso, especialmente en baterías, lo consolidan como uno de los elementos con mayor subida en torno a su cotización.
El desarrollo del vehículo eléctrico provocará un déficit del litio, mineral con el que actualmente se crean las baterías para estos vehículos. Se estima una vida máxima de unos 15 años para que el litio disponible no pueda satisfacer la cantidad de demanda total. Por lo tanto, es necesaria la implantación de nuevas baterías para la sostenibilidad del desarrollo tecnológico. Un ejemplo es las baterías de zinc-aire, que permiten que los vehículos eléctricos tengan una mayor autonomía, no son tóxicas y están consideradas ‘eco-friendly’.

Las estimaciones sobre la demanda del zinc, llevadas a cabo por las empresas: Wood Mackenzie y Teck -ambas especializadas en el sector de la minería- auguran una tendencia alcista para la próxima década. En cuanto al análisis llevado a cabo por cada una, la primera vez que subimos a la demanda hasta situarla en los 23 millones de tonelada, mientras que Teck la coloca en torno a los 18 millones. Estas previsiones obedecen a lo que se considera uno de los metales más demandados por la economía actual debido a la variedad de usos que tiene.

Al año, se producen en torno a 11 millones de toneladas de Zinc en todo el mundo. De esos 11 millones, aproximadamente cinco se usan para galvanizado de acero (lo protege de la corrosión). Otro gran porcentaje acaba en la producción de latón y, por último, para producir aleaciones de base zinc. Los sectores que más uso hacen del zinc son la construcción (45%), el transporte (25%), y bienes de consumo y electrodomésticos (23%).

Entra en tu cuenta

Inicia sesión